"Una idea, cuando ha llegado su hora, es más fuerte que todos los ejércitos del mundo"

Victor Hugo (1802-1885)

"Quién sabe de dolor, todo lo sabe"

Dante Alighieri (1265-1321))

"El placer y el dolor no se presentan juntos, pero si alguno posee uno de ellos, está obligado a sentir el otro"

Platón (427-347 a.C)

"No progresas mejorando lo que ya está hecho, sino esforzándote por lograr lo que aún queda por hacer"
                                           

       Khalil Gibrán (1883-1931)

Fisiopatología de las enfermedades dermatológicas en medicina china

 

El proceso de aparición, desarrollo y curación de las enfermedades dermatológicas está directamente relacionado con los efectos de los factores patológicos. Esto es, el proceso de lucha interna entre Zheng Qi y Xie Qi, así como la consiguiente formación o no de la enfermedad dermatológica, tiene una fuerte conexión con el estado general del organismo.

Entender la fisiopatología en cualquier enfermedad es el primer paso para aplicar el tratamiento más adecuado; veamos la fisiopatológica general en las enfermedades dermatológicas de acuerdo a cada fase:

 

Enfermedades dermatológicas agudas

Se deben principalmente al patógeno externo y al patógeno tóxico que produce exuberancia de Xie Qi invadiendo el interior o propagando la enfermedad. Si el Xie Qi está en exceso y el Zheng Qi exuberante, se producirá una confrontación violenta entre ambos en la piel, conduciendo a un síndrome de exceso que manifestará en la piel en forma de inflamación evidente. La inflamación cursa con eritema, pápulas, ampollas, erosiones y exudación. La diferenciación de síndromes se realiza principalmente a partir de los síntomas locales. Cuando el Zheng Qi no está en insuficiencia la piel tiene capacidad para resistir a las enfermedades y, con el tratamiento correcto, la recuperación es relativamente rápida. En caso de un Xie Qi no exuberante es posible que el paciente se recupere por sí mismo. Cuando el Xie es abundante y el Zheng Qi no puede contrarrestarlo, o se aplica una terapia externa inadecuada, el Xie Qi se ve potenciado y el grado de afectación de la piel aumenta. La exuberancia del Xie Qi puede posibilitar su penetración hacia el aspecto Ying - Xue, atacando los Zangfu en el interior.

 

Enfermedades dermatológicas subagudas

Son debidas principalmente a enfermedades agudas que no se han resuelto satisfactoriamente. Por lo general, el Zheng Qi y el Xie Qi habrán estado en conflicto durante algún tiempo, con el consecuente desgaste de ambos, y encontrándose la lucha en un punto muerto. Por lo tanto se identifica insuficiencia y exceso, exceso e insuficiencia en una complicada combinación fisiopatológica. La respuesta inflamatoria de los sarpullidos cutáneos ha disminuido con respecto a la de la etapa aguda, apareciendo como máculas de coloración rojizo oscuro, descamación y costras, o bien signos escasos de erosión con exudación líquida. El Zheng Qi puede regenerarse poco a poco, o el Xie Qi puede cambiar gradualmente al aplicar el tratamiento adecuado, por lo que el paciente se repondrá. Si dicho paciente se ve de nuevo afectado por patógeno externo, o en el interior del cuerpo aparecen cambios patológicos instigando el Xie Qi, la batalla entre Zheng Qi y Xie Qi se recrudece, ocasionando una erupción aguda a partir de la inflamación subaguda de la piel. Si esta situación continua sin un tratamiento adecuado, el Zheng Qi se verá dañado, el Xie Qi se estancará internamente, no habrá circulación fluida por los Jingluo y el problema se habrá transformado en crónico.

 

Enfermedades dermatológicas crónicas

Son enfermedades de larga duración, en las cuales el Zheng Qi ya está en insuficiencia y el Xie Qi no es abundante, o bien, los Zangfu están en desarmonía y los Jingluo obstruidos. Otra posibilidad consiste en el daño causado a Yin, Yang, Qi y Xue y Jinye provocando insuficiencia.

 

Si hay insuficiencia de Xue, junto con Viento Sequedad, e Hígado y Riñón también están en insuficiencia, resulta en una malnutrición de la piel, causando cambios liquenoides, agrietamiento, descamación, picor y engrosamiento, o cambios en la pigmentación o mayor producción capilar o cambios en las uñas. Una presentación semejante aparece en caso de conglomerados de estasis de Xue y de Tan, causando masas y lesiones proliferativas.

 

En la diferenciación de síndromes, el estado general del organismo es de principal importancia, además del aspecto de la lesión cutánea. Debido a que el Zheng Qi ya es insuficiente, la recuperación no será rápida. Lo mismo sucede si el Xie Qi ya ha profundizado mucho y no puede ser expulsado con rapidez. Así, la enfermedad perdurará, siendo muy difícil la curación a corto plazo, ya que se precisa la recuperación del Zheng Qi para habilitar una recuperación gradual. Si el paciente se ve afectado de nuevo por Xie Qi, habrá una batalla intensa entre Zheng Qi y Xie Qi a nivel cutáneo, con una aparición aguda de inflamación crónica.

 

Autor: Dr. Hua Hua

Materiales del curso Superior de Medicina China integrativa creado por Fco Javeir Sánchez y Francesc Miralles (2013)